CHARLA CON: YAMANI KHALED EN CENTRO CIVICO DELICIAS

Os hacemos llegar una propuesta de concienciación para este viernes:

La guerra, las masacres, huir con lo puesto, buscar refugio, ser rechazado, los parias. Historias recientes y viejas. 

No, los refugiados no son una especie nueva descubierta por los telediarios en la guerra de Siria. Las políticas del “reparto del pastel” llevan siglos creándolos, mientras nos repiten (nos repetimos) que todos somos iguales y que  nacemos con derechos por el simple hecho de ser personas. El problema, como siempre, es que algunas personas son más iguales que otras. Que, en esto del refugio, también cuenta lo que te suene la bolsa. Que en la escala de “humanos” los refugiados no dan la talla. Por eso la UE puede cambiarlos como cromos con Turquía.
Ahora que todos quieren hablar de refugiados, nosotros y nosotras decimos “de acuerdo, hablemos”. 
En 1948, un ejército sionista nutrido, entre otros, de europeos y estadounidenses, masacró a los palestinos y les expulsó  de sus hogares haciendo cumplir una resolución de la ONU. Hoy, más de 6 millones de esos humanos, que no son tan humanos como (nos)otros, siguen en el limbo de la diáspora. Refugiados en incontables rincones del mundo. Sí, también en Siria. 
¿Sabías que muchos de esos que las noticias llaman “refugiados sirios” son palestinos de Siria? ¿Sabías que ahora vuelven a ser expulsados y refugiados? Resulta que sí, que muchos de los que ahora nos enteramos que son refugiados llevan siéndolo más de 60 años. Como no son tan humanos, ni tan iguales, ni tan personas como un europeo de bien, o un americano de pro, se les puede ignorar. Siempre y cuando no sean útiles para echárselos en cara a uno que no sea de “los nuestros” y de paso, derrocarlo. De lo contrario sirven para una recogida de fondos, una resolución de condena ocasional y para poco más. 
El próximo día 8 de abril celebraremos el Día de la Tierra para no olvidar a esos millones de personas que desde Siria, Gaza, Argentina o Zaragoza esperan ansiosas poder retornar a sus hogares en Palestina. ¿Solución política? No, las leyes dicen que todo refugiado tiene derecho a retornar…Pero para que se aplicase la ley…tendríamos que ser personas. Los no-personas sólo consiguen derechos de una forma: peleando. ¿Te apuntas?

unnamed-1  

VIERNES, 8 DE ABRIL
CC DELICIAS 19:00H
(Avda. Navarra 54) ZARAGOZA


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s